Hugo Molina: “Tapia traicionó al fútbol del interior”

Fue por 20 años presidente de la Liga Paranaense. También ocupó el máximo cargo en Patronato y fue parte del Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino. Alejado hace tiempo del rol de dirigente, realiza un balance y deja frases para el debate y la polémica. Acá una nota para el Semanario Análisis.

POR: Ezequiel Re

-¿Cuánto tiempo ya fuera de la dirigencia deportiva?

-Dejé después de la muerte de (Julio) Grondona, eso fue en julio del 2014. Hasta ahí era vocal e integrante del Tribunal de Penas del Consejo Federal de AFA. Previamente tuve que renunciar a la presidencia de la Liga Paranaense de Fútbol porque no podía desempeñar un cargo ejecutivo y uno judicial. Cuando fallece Grondona se producen unos movimientos políticos dentro de la AFA, donde lo más cercanos al oficialismo fuimos desplazados.

-¿Lo volvieron a llamar? ¿O tuvo intenciones de volver?

-Me llamaron algunos dirigentes pero el Consejo Federal venía cambiando, en poco tiempo hubo distintos presidentes. Tampoco hubo una estabilidad política porque era congruente con la estabilidad política que había arriba. ¿Se acuerdan de Marcelo Tinelli, la famosa votación 38/38? Estaba todo mezclado. Lógicamente me hubiese gustado volver pero no iba a ser la misma cuestión que antes, nosotros vivimos la época de Julio Grondona como una etapa fructífera en el fútbol del interior.

-¿Por ejemplo?

-Inició los torneos como el Argentino A y B, eso nos daba satisfacción e impulso para trabajar. Con su muerte quedamos abatidos.

-Tras su alejamiento fue crítico con la conducción del Consejo Federal y la AFA.

-A mi criterio la conducción actual de (Claudio) Tapia no cumplió con lo prometido hacia el fútbol del interior. El llega a la presidencia de AFA con los votos del fútbol del interior. Y promete cosas muy importantes desde el punto de vista económico. Promete apoyo, generación de torneos donde los ascensos iban a ser mayor de los que existían en ese momento. Y a la vista está que no cumplió. Una de las primeras medidas que tomo fue anular el Argentino B. Eso es imperdonable, era la sal y pimienta de los pueblos chicos del interior. Aparte se borraron fuentes laborales. Fue una medida totalmente desacertada. Tapia no cumplió con lo prometido hacia el interior.

-Pero a Grondona le costó también tomar la decisión de abrirle la puerta al interior. Y ustedes tuvieron mucho que ver en la década del 90, incluso le golpearon la puerta al Presidente de la Nación (Carlos Menem) para que los deje participar y ahí empieza otro Grondona y otro trato con el interior.

-Sí, hubo algunos dirigentes de provincia que fuimos a Buenos Aires para llevar los proyectos para el interior. Hacíamos reuniones e iban integrantes de la AFA a escuchar lo que decíamos nosotros, como si fuese una revolución contra ellos y todo lo contrario, era darle participación al fútbol del interior. Ello nos acercó a Grondona, lo convencimos de que esto no era nada en contra suyo. Fue difícil al principio. Pero hubo un gran profesionalismo desde la creación del Torneo Argentino “A”. Fue creciendo y se convirtió en un torneo fantástico. Hoy no lo es, no sé cuál es el motivo por el cual el torneo Argentino A no es como era antes. En algunas provincias superaba al Nacional B, por el alto nivel competitivo. El fútbol del interior ha caído y por eso Patronato tiene que defender el lugar donde esta porque es muy difícil llegar a la cima nuevamente.

-¿Piensa que con Claudia Tapia en la AFA y Pablo Toviggino en el Consejo Federal, el interior pierde?

-Yo no creo en Tapia y tampoco en Toviggino.

-¿Por qué no cree?

-Porque traicionó al futbol del interior. Traicionó anulando torneos y no dando el apoyo que el prometió. Y Toviggino porque está muy inclinado hacia su provincia, Santiago del Estero. Desconfío en los arbitrajes cuando juegan equipos de Santiago. Yo no voy a nombrar situaciones que se han dado, porque se saben. Pero viendo por ejemplo lo que sucedió en un partido de Superliga entre Central Córdoba de Santiago del Estero y Patronato, donde los fallos del árbitro fueron siempre a favor de los santiagueños…..

-¿Extraña ser dirigente?

-La verdad que no. Al principio sí, pero hoy no volvería, aunque estoy al tanto de todo. Leo, estudio. El derecho deportivo siempre me interesó. Mi hijo (Dante) que es abogado (ocupa cargo dirigencial en Patronato) me consulta a veces de algunos temas. Los recuerdos sirven pero tampoco hay que anclarse en ellos. Sí me interesa dar algún tipo de consejos. Hoy cambió todo. La televisión maneja totalmente el fútbol, tanto el profesional como semi profesional.

-En su momento Entre Ríos tuvo varios dirigentes en el Consejo Federal, también en el Comité Ejecutivo. Hoy brillan por su ausencia, ¿a qué se debe ello? ¿Falta de dirigentes con capacidad?

-Porque era una línea que tenía mucha cercanía con el grondonismo. El sacudón de los nuevos dirigentes hizo caer a muchos entrerrianos que estaban al lado de la conducción, hoy no se los ve como aquellos tiempos. Son decisiones políticas, en una de esas el que hoy está representando a Entre Ríos no quiere que haya nadie de la provincia allí.

-¿Quién sería?

-Un representante de Concordia (Nota de la redacción: el único dirigente cercano al actual Comité Ejecutivo de AFA sería el concordiense Julio Laroca, presidente de la liga local). Es mejor estar sólo, que nadie le haga sombra. Por otra parte es de mediocre. Cuando nosotros disputábamos la dirigencia en la AFA, era una disputa legítima, noble, honesta. Yo siempre me identifiqué con la política de Grondona, la voy a defender porque creo que dio su frutos.

-Y a Patronato, ¿cómo lo ve en el plano dirigencial?

-Desde el punto de vista de los resultados ha tocado el cielo. Hoy está en la máxima categoría del fútbol argentino. Hace diez años nadie pensaba en ello, nos conformábamos con ascender y después ver. Hoy evidentemente el ver qué pasa ya se dejó de lado y se pretende mantener la categoría legítimamente y superarse. Hay una gran distancia entre los clubes grandes y los clubes chicos como lo es Patronato. Hay distancia económica y lo económico tiene mucho que ver. En los sueldos, los jugadores que traes, en fin marca pautas la economía. Pero quién dice que no podamos dar un paso más arriba como pasó con Godoy Cruz de Mendoza o Atlético Tucumán. Yo tengo fe y confianza.

-Fernando Gan (h) quiere disputarle el poder al actual presidente Miguel Hollman. ¿Le ve posibilidades?

-La verdad que no estoy muy enterado de las pretensiones de Gan. Sí respeté y elogié la gestión de su padre Fernando Pascual Gan. Fue quien antes de estos ascensos llevó a Patronato al fútbol nacional (1978). Más allá de que Tito Hollman siga, hay dirigentes a su lado que podrían continuar su línea de gestión. El presidente de Patronato debe ser una persona que le dedique mucho tiempo a la institución, una persona que haga una apertura, en el sentido de no quedarse únicamente con el futbol. Si bien Patronato es un club de futbol, creo que debería darse un poco más de dinamismo e identidad a la institución. Además una de las deficiencias que ha tenido esta gestión ha sido no promover juveniles en las inferiores. La gestión de (Oscar) Regenhardt (ex coordinador de fútbol) no fue del todo exitosa. El equipo no tiene valores nuestros, de la institución. Llegó un momento en donde había seis jugadores del club en Primera División. Hoy solamente está (Lautaro) Comas. Entonces el hecho de ser jugadores que vienen a estar de 3 a 6 meses, la gente no logra idolatrarlos. Se fue (Sebastián) Bértoli, el ultimo ídolo de Patronato, y hoy nadie logró reemplazarlo.

-Se dice que Bértoli acompañaría a Gan en una lista futura. ¿Cree que puede pasar lo mismo que con Juan Riquelme cuando apoyó a Jorge Ameal quien ganó las elecciones en Boca?

-Bértoli puede cumplir funciones de distintos niveles. Hoy está en una función de gobierno y es difícil cumplirla y desempeñarse como dirigente porque es una gran responsabilidad. Los que lo hicimos sabemos que teníamos que dormir cuatro o cinco horas para cumplirla. Tengo una estima muy especial por Bértoli. Es una persona que tiene muchas condiciones pero no sé si es el momento, a lo mejor más adelante sí. Es un hombre joven y la gente lo quiere.

-¿Le sorprende que le dé la palabra a alguien que esté en la oposición y no en el oficialismo, con la que ha hecho su carrera deportiva?

-Me sorprende pero no quiero opinar más sobre esto porque no conozco más detalles, sé que esta con Gan, pero no sé cuáles son las condiciones políticas y la situación de uno y de otro. No sé quién iría de presidente y de vice, o cual sería la función de Bértoli. No conozco esa interna. De todas maneras todos tienen derecho a postularse y bienvenido sea que haya personas jóvenes que quieran ser dirigentes, es lo que más falta.

-Fue presidente por 20 años de la Liga Paranaense. El año pasado fue homenajeado en cancha de Sportivo Urquiza. ¿Cómo lo tomó?

-Con mucho orgullo. Es como decir que alguien se acuerda de uno. Alguien se acuerda de lo poco, mediano o mucho que se hizo en 20 años al frente de la Liga.

-¿Qué piensa del actual presidente de la LPF, Alejandro Schneider?

-Lo rescato y lo respeto, porque es un hombre de futbol. Empezó con su equipo (Universitario de Deportes) de Villa Libertador San Martín hace muchos años atrás. Es dedicado, le gusta el fútbol, tiene muchas condiciones y ganas.

-¿El Top 5 de los mejores dirigentes del fútbol entrerriano?

-Oscar Chapino (fue presidente de la Federación Entrerriana de Fútbol, Liga de Veteranos, Asociación Argentina de Veteranos, colaboró con Belgrano y Unión de Santa Fe) es palabra mayor. Luego le seguirían Fernando Pascual Gan y el doctor Ricardo D´Angelo quien estuvo en Atlético Paraná casi toda su vida. Ya tenía más de 90 años y me llamaba para alguna consulta de fútbol. Siempre entusiasmado, hasta su muerte. Nombraría al doctor Francisco Perette que ocupó el cargo de presidente de la LPF muchos años y fue presidente de la AFA. También no podría dejar de nombrar a los dirigentes de Patronato: Miguel Hollman, José Gómez y Alcides Papaleo. Aparte son mis amigos. Sé el querer que tienen por la institución. Lo importante de conducción de Patronato nunca se perdió. Por eso es que nunca tuvo problemas económicos.

-¿Cuál es su balance como dirigente deportivo? Pasó por el club, la Liga, el Consejo Federal…

-Mi balance es haber hecho todo con pasión y cariño, dejando para ello muchas cosas de lado. Yo siempre dije que soy un futbolista frustrado, por ahí uno analiza las cosas y dice bueno mejor porque gracias a eso pude seguir estudiando y la vida me dio otras posibilidades. Yo abracé la dirigencia con mucho cariño. Fíjense que en el año 75´ (trabajaba en la administración pública y estudiaba abogacía), fundamos con otro muchacho la Liga de Empleados Públicos. Tenía 21 años y ya estaba en la dirigencia. Después haber llegado desde una ciudad no tan renombrada como Paraná, a los niveles más altos de la dirigencia en la AFA. Tenía una cuota de poder importante y un presidente (Grondona), que nos escuchaba y cuando pedíamos algo a la larga nos otorgaba lo que nosotros pedíamos. Así que ese es un poco el análisis, haber vivido 10 o 15 años de la mejor etapa del fútbol del interior.

FUENTE: Semanario Análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *