Vuelta del tenis en Gualeguaychú: “Se necesitaba desde todo punto de vista”

Luego de que el Municipio de Gualeguaychú  se adheriría a los Decretos 786 y 787 del Gobierno de Entre Ríos, los tenistas locales pudieron volver a pisar una cancha, después de más de 80 días de párate.

Uno de los clubes que se vio beneficiado con esta medida es Juventud Unida, que posee cuatro canchas de polvo de ladrillo y cuenta con Escuela de Tenis,  a cargo entrenador a Ciro Delcanto, quien en declaraciones a La Barra Deportiva por RADIO MÁXIMA expresó que “se necesitaba volver desde todo punto de vista: económico, anímico y desde la salud”.

El regreso a los entrenamientos en el tenis requiere de un estricto protocolo que cada institución debe cumplir a “raja tabla”, según contó Delcanto.

“Hay que entrar al club con tapabocas o barbijos y mantener el distanciamiento social. El tenis ya de por  sí es un deporte que mantiene las distancias, porque no hay un contacto directo con tu contrincante, sino que hay una red de por medio”, explicó y agregó:

“El único instrumento de contacto que tenemos en común es la pelota, porque cada jugador de tenis lleva su propia raqueta, indumentaria y generalmente se manejan solos, pero el compartimiento de la pelota es inevitable.

Por eso, en cuanto a las clases, se resolvió  que la única persona facultada de juntar y agarrar la pelota  es el profesor. Es decir que los alumnos, a diferencia de antes, no pueden tocar la pelota con la mano, sino que la van arrinconando y en el momento de que se termine el canasto, somos nosotros los encargados de juntarlas”.

En cuanto a la modalidad de partidos en los entrenamientos, el profesor señaló: “En ese caso, se establece que cada jugador tenga sus propias pelotas. Entonces, lo que yo hago es armar tubos de pelotas, donde en la tapa le pongo el nombre de cada alumno, mientras que  a las pelotas las marco con un número”.

“Es decir que  si Pedro tiene que jugar contra Juan, en el momento que el saque le corresponda a Pedro, se juegan con las tres pelotas de Pedro y viceversa” ejemplificó y contó que ‘uno’ le puedo alcanzar el esférico al ´otro’, pero siempre que no sea con la utilización de las manos”.

“Además, como en todos lados hay que lavarse bien las manos, tener todo higienizado y desinfectar los elementos”, añadió

En cuanto a los horarios, Delcanto indicó que los alumnos de la escuela entrenarán de lunes a Jueves, generalmente de 16 a 18, y que actualmente no tiene problema con el amontonamiento de chicos, dado que el mayor número de jugadores son de la “Escuelita”, chicos y chicas menores de 12 años, que todavía están exceptuados de esta habilitación.

En ese sentido, el entrenador remarcó que “ahora trabajó con un grupo reducido  de 20 chicos” y que “todos entienden perfectamente la responsabilidad de cumplir con el protocolo y lo hacen al pie de la letra”.

Por último, Delcanto se refirió al alquiler de las canchas para los interesados en reservar turnos y recomienda que cada persona traiga su tubo de pelotas para evitar lo menos posible el contacto interpersonal.

Además, indicó que, al igual que los alumnos del club, deberán cumplir estrictamente con el protocolo,  bajo su supervisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *