OPINIÓN: Lejos de tener los pies sobre la tierra

Ayer finalizaron más de 2.000 contratos de futbolistas en las diferentes categorías del fútbol argentino. Las primeras noticias sobre las negociaciones, marcan que muchos futbolistas están lejos de la realidad.

La realidad económica del país y sobre todo de los clubes de fútbol, se dice, está alicaída. Lejos estamos de las épocas de “vacas gordas” en nuestro ámbito futbolístico, cuando aparecían nombre rutilantes para reforzar los equipos.

El parate, más el valor del dólar en Argentina, hace que cualquier liga de América aparezca seductora para cualquier jugador. Ni que hablar del fútbol europeo o norteamericano. Las plazas de países de Europa no tradicionales, México y USA, son una tentación.

Pero también en Asía hay mucho que ofrecer y como en todo el globo, el futbolista argentino seduce.

En el país los clubes, en su mayoría, no han podido cumplir con los compromisos pactados con sus empleados. Sin embargo y sin saber con qué dinero van a encarar sus próximos presupuestos, ya se lanzaron a renovar vínculos. Obviamente que también ya buscan refuerzos.

Solo unos pocos parecen tener los pies sobre la tierra. El resto ya no se preocupa por los compañeros que quedaron desempleados y se sentaron a definir sus futuros con gula.

Hasta los más jóvenes parecen tener distorsionada la realidad. Aparecen pibes que con un par de partidos en la máxima categoría, comienzan a pedir cifras de seis dígitos. Muchos entendiendo que lo merecen, pero sin dudas sin un poco de responsabilidad.

Obviamente que las pretensiones de los jugadores se terminan convirtiendo en obscenas, cuando son aceptadas por la otra parte.

Ya a nadie le importan los colegas desocupados. Menos preocupan aquellos de las categorías que no son rentadas con contratos, donde se les paga en Negro y de mala manera.

Lejos están de tener los pies sobre la tierra. Lejos están de entender que hay compatriotas perdiendo sus trabajos, sus empresas, las historias de su familia.

Difícil es pensar que los dirigentes pueden llegar a tener prudencia. Esos mismos dirigentes que aparecen en escuchas telefónicas arreglando partidos o queriendo hacer uso de su investidura para acomodar algunas. De manera que no son correctas, de manera que nos duelen a todos.

Ese vendito “Sinceramiento económico no va a existir”. La empatía no juega al fútbol, o al menos no lo hace en las grandes ligas de la Argentina. Todos buscan quedarse con la parte más rica del pastel, con la porción de torta más grande. Todos son solidarios cuando les meten las manos en el bolsillo y como siempre, cuando tienen la chance de poder acomodarse más arriba, ya no miran para abajo.

Solo lo harán, a la hora de volver a caer.

3 comentarios en «OPINIÓN: Lejos de tener los pies sobre la tierra»

  • el 02/07/2020 a las 08:56
    Enlace permanente

    muy buena nota a lo que agegaria, que no es algo del sector del futbol nada mas la falta de empatia, estamos viviendo en una sociedad lamentablemente, en la que primero me salvo yo y despues veo si le tiro una soga al de al lado

    Respuesta
  • el 02/07/2020 a las 11:30
    Enlace permanente

    Coincido juano. Quien iba a pensar que está situación iba a pegar tanto en el fútbol. Ojalá se recapacite un poco y se deje de tratar al fútbol como un negocio y se valore como un trabajo más. Abrazo

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *