¿Cómo alimentarse saludablemente en cuarentena?

Las noticias hablan de que la mayoría de la sociedad subió de peso debido al encierro y aumentó el sedentarismo por la prohibición temporal de practicar actividad física. El quedarnos en casa, el aburrimiento, la ansiedad o los nervios, Netflix y otras plataformas de películas, series o vídeo juegos se convirtieron en nuestra nueva compañía. Nos hicieron estar más quietos, comer más y hasta cocinar en abundancia.

Paola Flores (33) es nutricionista recibida hace siete años en la Universidad Nacional del Litoral en Santa Fe. Actualmente, además de atender en un consultorio ubicado en calle Garrigó, se ocupa de la parte nutricional de todos los jugadores de fútbol del Club Atlético Belgrano de la ciudad de Paraná. “Elegí esta profesión porque siempre me gustó el área de la salud, el cómo poder mejorar nuestro estado físico y salud en base a lo que comemos, cómo sentirnos mejor”, confesó. Y justamente sobre ello nos explica en la entrevista. Cómo podemos mejorar nuestra alimentación en este contexto, qué recomendaciones y opiniones sobre dietas de moda puede brindarnos. Además de contarnos cómo influye la alimentación en un deportista y cuál es su labor en el club.

-¿Cómo estás llevando la pandemia personal y laboralmente?

-Es complicado, nos afectó a todos de manera emocional, con mucha ansiedad como a cualquier persona. Tratando de buscarle la vuelta y seguir con la vida diaria normal. Obviamente hoy en día mucho más tranquila que al comienzo cuando el panorama era peor por la incertidumbre y porque no sabíamos a qué nos enfrentábamos ni que iba a pasar. Laboralmente, fue casi normal. Al principio como estaban cerrados los centros médicos, no estaba atendiendo pero a los 20 días más o menos, empezaron a habilitarse así que pudimos volver a trabajar obviamente siguiendo todas las normas de seguridad y el protocolo establecido por el colegio.

-¿Cómo afectó en el flujo de pacientes en el consultorio? ¿Pudiste seguir con algunos tratamientos de forma virtual?

-Afectó el flujo de pacientes ya que muchos de los que estaban en tratamiento no siguieron porque eran de los grupos de riesgo. No trabajo en forma virtual, si bien se puede, y esto es algo muy personal, no me gusta mucho. Porque trabajo más allá del peso en balanza, con algunas mediciones antropométricas, con muchos deportistas que por ahí eso es fundamental y de manera virtual es imposible tomar esas mediciones. Entonces traté de distanciar los horarios de consulta, que no vayan acompañados, tener las medidas de higiene y seguridad pero fomentando que el paciente siga yendo al consultorio.

-¿El contexto de aislamiento puede tener efectos en nuestros hábitos alimenticios? ¿Cómo evitamos comer por aburrimiento o ansiedad?

-Obviamente el contexto del aislamiento es muy perjudicial para la conducta alimentaria. Primero porque la actividad física mermó muchísimo, más allá de que ahora se habilitaron nuevamente las salidas tanto recreacionales como deportivas, fueron 130 días en donde casi no se pudo hacer eso. No es lo mismo el entrenamiento en la casa que yendo a un gimnasio u otro tipo de actividades entonces se vio muy afectado. Lo que más veo y que es más difícil de combatir en este contexto es la ansiedad porque al tener tanto tiempo libre o de ocio y tanto sedentarismo, lo primero que uno hace es comer. Entonces combatir eso y seguir la rutina o la conducta alimentaria saludable se vuelve una gran dificultad.

-¿Qué consecuencias positivas o negativas puede generar esta situación en un deportista?

-En un deportista, la merma en la actividad física hace que se vea muy deplecionado el tejido muscular porque por más que siga entrenando en su casa, no es el mismo nivel. En ese aspecto es muy negativo también el tema de la alimentación que se empieza a complicar. Además los deportistas tienen un requerimiento energético mucho más alto que otra persona por el nivel de actividad física que hacen. Lo que ha pasado es que siguen comiendo igual pero no entrenan de la misma manera entonces eso es una gran desventaja.

-¿Qué recomendaciones darías para alimentarse en este contexto? ¿Pudo haber favorecido en algo la cuarentena a la alimentación?
saludablemente

-El principal consejo es saber organizarse, respetar los horarios de comidas. Dentro de lo que es la pandemia que cambia toda la rutina, por más que te levantes más tarde o estés más tiempo en la casa, mantener los horarios de comidas es fundamental para poder seguir con los hábitos saludables. Lo único que puedo llegar a ver de positivo de este contexto en cuanto a la alimentación es que mis pacientes han tenido más tiempo para elaborar sus propias comidas y no es todo de elaboración externa, es comida casera pero eso también trae la otra desventaja que es comer en exceso.

-¿Cuáles son los alimentos centrales para poder mantenernos nutridos y activos durante la cuarentena? ¿Hay algunos que puedan favorecer a mantener las defensas altas o levantarlas ante posibles enfermedades de la época?

-La dieta tiene que ser variada, a ningún grupo de alimentos hay que excluirlo totalmente de la dieta salvo que se tenga algún problema médico como alguna alergia o intolerancia que no lo permita. Pero si no, todos los grupos de alimentos son importantes, todos aportan algo positivo al cuerpo solamente es necesario saber determinar qué porcentaje necesitamos cada uno de acuerdo a nuestros requerimientos particulares. No es lo mismo una persona sedentaria, a una moderadamente activa ni  a un deportista, entonces si bien los nutrientes y los micro y macro nutrientes son los mismos, difieren mucho las proporciones o porcentajes de cada uno que tiene que consumir cada persona en forma individual. Por eso es tan importante el recurrir a un profesional que te oriente.

-¿Cómo mantenerse igualmente hidratado siendo que se ha disminuido el ejercicio físico?

-Lo fundamental es no esperar a tener sed para comenzar a hidratarse. En esta época, más allá del tema de la pandemia, creo que en el invierno uno no tiene la costumbre de estar tomando tanta cantidad de agua como lo hace en verano que se siente más sed. Entonces para mi es fundamental no esperar a tener sed sino tenerlo como hábito, tener la botellita a mano, siempre cargada así la ves y tomas. No esperar a tener el deseo de tomar sino hacerlo como una costumbre el tomar un trago para poder llegar a cubrir los requerimientos.

-¿Qué tan importante es sumar a la alimentación, una rutina de ejercicios?

-El ejercicio es el complemento de la alimentación. Hacer ejercicio es tan importante como comer bien. Siempre recomiendo hacer lo que a uno le guste y no hacer zumba porque es lo que más recomiendan para bajar de peso pero capaz que no te gusta, Sea lo que sea, salir a caminar, andar en bici, natación, aquaerobic, pilates, hacer lo que más te guste. Acá lo importante no es que vayas una o dos veces obligado a hacer una actividad física porque no sirve de nada, vas con mala gana, haces la mitad, pones excusas y no vas. Es hacer algo que te divierta, distraiga y te guste y lo podes hacer de forma mucho más continua por más que no sea tan activo o tan fuerte esa actividad como otras. Y siempre tratar de asesorarse con alguien que sea especialista en el tema, ya sea un profesor de educación física o un personal trainer. Yo puedo hablar desde mi experiencia y lo que se y por supuesto lo que es la alimentación, no tanto la actividad física porque no estoy especializada en qué tipo de ejercicios hacer.

-¿Qué opinás de las dietas de polvos y jugos detox?

-Yo no los doy en los planes de alimentación. En realidad, no es que estén mal porque un jugo detox es simplemente, las frutas o verduras que vos elijas, las licuas o exprimís y haces un jugo; o sea que es exactamente lo mismo que consumirlos de otra manera. No tienen propiedades mágicas ni especiales, son las mismas que tienen esos vegetales o frutas por sí solos. A mí no me gustan porque, dependiendo de las necesidades de cada uno, al hacerlas jugo se les saca toda la fibra entonces pierden ese contenido que tiene el alimento en forma más natural, sin tanto procesado. No me parecen lo más saludable pero no quiere decir que no se puedan consumir. Y en lo que más desacuerdo estoy es que uno espera algo milagroso porque son polvos o jugos y creen que te van a hacer bajar de peso. Se les atribuyen características mejores que si consumieras esos mismos alimentos en una sopa. Entonces me parece que hay un error de concepto, algunas personas te quieren hacer creer algo que en realidad, no es así. No quiere decir que esté mal pero creo que los alimentos se pueden consumir de otra manera que te aportan más fibra y te da mucha más saciedad.

-¿Y qué te parece que los famosos o influencers los recomienden tanto?

-Siempre que uno habla con respecto a la salud o cualquier tema, tiene que acudir a especialistas. Tampoco me parece mal pero los famosos se guían porque a ellos les pagan o les dan canje por ciertos productos entonces los promocionan como si fueran milagrosos y en realidad no es así. Hay que asesorarse bien, siempre acudir a un profesional que sepa del tema tanto en el área de nutrición, de qué comer según tus necesidades y en el área del deporte. También se ven mucho los vídeos online, parece que todas las clases son para todos y tampoco es así. Hay mayor riesgo de lesiones o tener algún otro problema por hacer clases que no están enfocadas a tus necesidades

-¿Que plan has llevado adelante en Belgrano con esta situación?¿Varía según las edades y deportes?

-En Belgrano se trabajó en forma virtual, pidiendo registros alimentarios y con charlas por zoom. Obviamente la actividad que hacía ahí se vio afectada pero tratamos de seguir sobre todo con los equipos de Primera y estando a disposición para que la vuelta sea lo mejor posible y que no haya tantas diferencias en peso o en pérdida de masa muscular frente a cómo terminamos en marzo. El club tiene solamente fútbol, trabajo con todas las categorías y si bien se dieron charlas con los padres de las categorías inferiores, se trabaja de forma un poco más activa con los más grandes pidiendo registro de alimentos y de peso, mandándoles planes alimentarios y demás.

-¿Se pueden generar lesiones en un deportista por una mala alimentación?

-Está comprobado que una buena alimentación disminuye la probabilidad de una lesión, no quiere decir que esté cubierto al 100%, por supuesto que no. Pero tener un músculo fuerte, estar bien nutrido disminuye también la aparición de fatigas, el músculo se fuerza menos y eso ayuda a cuidarlo. Hay que cubrir todos los alimentos, hay que hacer planes personalizados según los requerimientos como dije anteriormente. No es lo mismo una persona medianamente activa que va al gimnasio o hace algún tipo de actividad dos o tres veces por semana que un deportista de alto rendimiento que entrena todos los días o varias horas y necesita otro tipo de alimentación.

-¿Qué opinás de la pandemia y la cuarentena?

-Mi opinión es que, aunque no nos guste hay que respetarlo, hay que tomar conciencia, no tener miedo pero sí tomar conciencia y ser responsables por nosotros mismos y por el otro. Sobre todo tener en cuenta lo que son las normas de seguridad, de higiene que creo que si todos nos cuidamos y todos las mantenemos podemos llegar a frenar el avance a gran escala del virus.

NOTA: Antonella Toso Gemelli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *