El éxito de una mujer paranaense en España

Hay sobrados ejemplos de jóvenes promesas del deporte que no tienen el espacio para explotar todo su potencial en Argentina y deben buscar la gloria en otro país. Siendo conscientes, incluso, del enorme esfuerzo que eso les llevará, seguramente mucho más del que ya deben hacer en su región.

Dejan sus familias, sus amigos, sus costumbres y a veces hasta sus estudios para ir tras el reconocimiento en lo que más aman y disfrutan hacer. Y en el caso de las mujeres, posible y lamentablemente, tengan aún más dificultades para llegar.

POR: Antonella Toso Gemelli

Tal es el caso de Aranzazu Osoro Ulrich, paranaense de 24 años que triunfa en España jugando al padel. Debió dejar todo aquí para poder vivir del deporte que ama y practica desde los seis, cuando dio sus primeros pasos en la escuelita de menores “Plaza Padel” de su ciudad natal. Claro está que el apoyo de su familia ha sido fundamental para lograr sus objetivos, ellos le inculcaron el amor por el deporte desde pequeña. De hecho practicó varios hasta que encontró su verdadera pasión en la pala de padel. 

Pudo competir en todas las categorías en Argentina hasta llegar en 2011 al circuito de menores para disputar mundiales, ahí comenzó su carrera deportiva de forma más profesional. Años más tarde tuvo la posibilidad de jugar un Mundial en España y desde ese momento, su vida cambió rotundamente ya que la entusiasmaron para que se quedara a vivir allí. “A España llegué hace cuatro años más o menos, en 2017 me instalé pero la posibilidad surgió un año antes, por un mundial que jugamos acá. Paula Eyheraguibel, mi primera compañera, me invitó a quedarme a jugar con ella”, contó.

La adaptación
Aranzazu busca su mejor versión en suelo europeo.

La Vikinga como la reconocen sus colegas y seguidores, sueña con lograr el éxito en su tierra natal pero explica cuáles fueron los motivos que la llevaron a dejar el país. “Siempre quise meterme un poco más en el padel y poder vivir de esto que tanto amo, que tanto me gusta y en Argentina sabía que era bastante difícil. Necesitaba ver hasta dónde era capaz de llegar. Me encantaría poder triunfar en mi país, jugar ante mi gente, mi público… sería la ostia como dicen acá”.

“Acostumbrarme a otro país y a otra cultura, la verdad que se me hizo bastante fácil, siempre fui independiente, mi familia me ha apoyado en todo y me he topado con gente muy buena, muy receptiva por eso se me hizo muy fácil”, comentó. Y agregó que sus mayores trabas en el camino no pasan por adaptarse a vivir en otro lado, sino por el hecho de ser mujer. Algo que, lamentablemente, aún se repite en todos los ámbitos y en cualquier lugar. “Siento cada día las dificultades por ser mujer, es difícil ya que ganamos mucho menos dinero a comparación de los hombres y en el día a día es mucho más difícil realmente poder trabajar, poder ganar lo mismo que ellos”, sobre todo teniendo en cuenta que el padel es su principal ingreso tanto en el rol de jugadora como en el de profesora del Maresme Padel Club.

Cuarentena, caos y entrenamiento casero…

¿Cómo viviste toda la situación de la pandemia y las medidas que se tomaron en España por ello? ¿Pasaste la cuarentena sola?

-La pandemia fue algo que nos golpeó a todos realmente, nos agarró de sorpresa. Al principio casi que lo tomábamos como broma y a medida que pasaba el tiempo se fue haciendo más complicado. La llevé bastante bien gracias a los Tik Toks y a mis entrenadores que se copaban para mandarme los entrenamientos. Además la pasé con mi compañero de piso, Antonio Tejero que es un genio. Pero la verdad es que fue una locura.

¿Se modificó tu entrenamiento debido a esta situación? ¿Suspendieron algún torneo en el que ibas a competir?

-Los entrenamientos cambiaron para adecuarse al espacio que tenía en mi departamento y en lo físico obviamente me afectó porque no es lo mismo entrenar al borde de la pista que en el departamento pero lo enfrenté de la mejor manera posible. Han suspendido todos los torneos, por ahora tenemos un calendario reducido pero si todo va bien y Dios quiere, se van a ir retomando poco a poco las pruebas.

¿Cómo está España respecto a la crisis del COVID? ¿Sentiste temor por lo que se vivía en el peor momento del virus?

-Está bastante golpeado, dudo que puedan llegar a hacer otro confinamiento porque a nivel monetario no está preparado el país para enfrentar otra cuarentena de este tipo. Al principio se tomó a broma todas estas cosas pero a medida que iba pasando el tiempo, era más difícil. También por la incertidumbre de no saber qué podía pasar con mi familia en Argentina más que nada.

Tras finalizar la cuarentena estricta que se decretó en aquel país europeo, Aranza volvió a los entrenamientos y la competencia. “Actualmente entreno cada día, entre cinco y seis horas por día y el calendario se está retomando poco a poco así que estoy en competencia, de hecho mañana viajo a Madrid a jugar un torneo”, mencionó la número 27 del ranking World Padel Tour. Y concluyó dejando en claro que superar ese puesto es una de sus metas. “Mis objetivos a futuro son intentar entrar al Máster Final de este año y en el ranking, seguir peleando por estar lo más arriba posible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *