El club donde a la soñada tribuna la construyen entre todos

El 2020 tenía pinta de ser un año soñado para el Club Defensores de Colón. Desde muy temprano comenzó a preparar su 90° aniversario (lo cumplió el 30 de junio) y apostaba a coronarlo con un campeonato. Después de haber quedado a las puertas en 2019 y tras un auspicioso debut, venciendo en su propia cancha al campeón Santa Rosa, en la única fecha que pudo disputarse en esta temporada. Sin embargo la irrupción de la pandemia le arruinó todo tipo de festejos y proyecciones deportivas.

Pero de cada crisis surge una oportunidad y la pelota en la cabeza de los futboleros sigue rodando y es por eso que en medio de la cuarentena surgió una idea que, en un abrir y cerrar de ojos, empezó a transformarse en realidad.

“El profe Facundo Nanoia me llamó cuando arrancó la cuarentena y nos pusimos a hablar del club y la necesidad de una obra. Charlamos y surgió lo de la tribuna, se lo transmitimos a algunas personas y una vez que la idea tomó color, la presentamos en la Comisión Directiva, que rápidamente dio el visto bueno”, arrancó contando Marcos González, técnico de la Primera división del Sureño, que agregó: “Empezó como un sueño y hoy ya es un objetivo”.

Defensores es uno de los clubes más populares y con más historia del departamento Colón y uno de los cuatro de la ciudad cabecera en la Liga Departamental de Fútbol. Su estadio se llama “Pedro Perico Espinosa” y está emplazado en la intersección de Avenida Justo José de Urquiza y Boulevard Lucilo González, un punto estratégico de la localidad, ya que en un radio cercano agrupa a varios barrios. De allí surge el acompañamiento de un importante número de simpatizantes.

El sueño de la concreción de la tribuna de material tomó forma de manera muy rápido y tras la aprobación de los planos, en agosto se iniciaron los trabajos.

La primera etapa consta en las zapatas y las vigas de fundición, y la mano de obra no le cuesta un peso al club: sábados y domingos se juntan integrantes del cuerpo técnico, dirigentes, hinchas y hasta algunos jugadores, como el goleador Guido Salas, para realizarla.

“La idea de hacerlo nosotros no solamente es para ahorrar en lo económico, sino también para darle sentido de pertenencia a la obra, hecha para el club y el barrio. Hoy se puede ver que técnicos, jugadores, dirigentes e hinchas estamos unidos detrás de este sueño”, contó González, quien formó parte del último equipo de Defensores que ganó un torneo largo y un título Anual en 2005.

“Mariano Fernández, otro ex jugador y actual ayudante de campo de la Primera, es constructor y dirige la obra. Varios de los jugadores, directivos e hinchas tienen conocimiento de albañilería y aportan lo suyo”, añadió.

La etapa inicial estará culminada para fines de septiembre y se terminará con el aporte material de hinchas y allegados. “Es motivante pasar por los corralones y ver los nombres de quienes aportan una bolsa de cemento o una barra de hierro, sobre todo porque sé que muchos de ellos viven el día a día en lo económico”, admitió con emoción González, quien tomó la dirección técnica de manera interina en 2018 y se ganó el cargo tras sumar 7 triunfos consecutivos.

Y concluyó: “Está bueno para contagiar, sobre todo en una actualidad en la que vivimos en el individualismo. Muchos piensan que el club te tiene que dar y en mi forma de pensar es todo lo contrario”.

Fuente: El Entre Ríos – Radio 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *