Enzo Noir: “En Atlético Paraná me saqué la espina de rendir en el Nacional B”

No hay mal que por bien no venga reza un viejo refrán. Bien puede aplicarse a esta larga inactividad deportiva que le ha permitido a Enzo Noir recuperarse totalmente. El delantero con pasado en Atlético Paraná atravesó por la segunda operación ligamentaria que debió realizarse en un lapso menor a los dos años.

El experimentado delantero oriundo de San José integra la nómina de 12 futbolistas de Defensores de Pronunciamiento que quedaron libres el 30 de junio. Estos, al igual que el cuerpo técnico, aguardan la decisión de la dirigencia para volver a integrar las filas del club. Esto ocurriría una vez reanudada la competencia peleará por el ascenso a la Primera Nacional y enfrentará a River Plate por los 32º de final de la Copa Argentina.

“Tuve dos lesiones muy seguidas de las cuales me ha costado mucho recuperarme. Por suerte estoy bien, no siento dolores y me preparo para estar a la par de mis compañeros”, indicó Noir en diálogo con DEPORTES 12.

entrerrianos enzo noir depro

Noir se lesionó en la recta final de la temporada 2018/2019 cuando DEPRO se salvó del descenso en la recta final del Torneo Federal A. Para la siguiente, aún vigente, 19/20, alcanzó a jugar algunos partidos, sin embargo volvió a lesionarse en una práctica y dejó de ser opción para el entrenador Hernán Orcellet. “Me recuperé bien de la primera operación y estaba a la par de mis compañeros, ingresando en algunos partidos. La segunda operación vino luego con un edema óseo que retrasó la recuperación. Por eso la pandemia me vino bien”, contó.

Sobre su actualidad y la posibilidad de reintegrarse al Azulgrana, el goleador describió: “Mi contrato venció en junio y estoy esperando si me llaman del club. Seguí los entrenamientos y los cumplí muy bien. Quiero tener la posibilidad de retirarme jugando. Sé que no me queda mucho”, y agregó: “No hemos hablado del tema con los dirigentes. Ellos no tienen la certeza de cómo y cuándo se va a jugar, por eso entiendo su situación. Tengo que estar bien preparado en el caso de que me den la chance. Y si no es así, entenderé que el fútbol tiene estas cosas”.

Ante la consulta de que si el partido con River significaría un broche para su carrera, admitió: “Seguramente. Pero sobre todo porque en el último tiempo no pude estar a disposición y me siento en deuda con la gente de DEPRO que confió en mí. Tengo esa espina. Aunque estoy tranquilo conmigo mismo, hice todo lo posible, las lesiones no se pueden manejar”.

Tras marcharse muy joven de Santa Rosa, con un puñado de partidos en la Liga Departamental y otro en el viejo Argentino B para Campito, Noir recaló en Gimnasia de Concepción del Uruguay. Allí jugó hasta 2003 y fue parte del plantel que perdió dos chances de ascender a Primera. La final ante Arsenal y la Promoción frente a Unión. “Tuve la suerte de integrar el plantel que hizo esa histórica campaña, jugué muchos partidos y entré un rato en la final con Arsenal. No me olvido más esos momentos. Aprendí mucho de grandes jugadores”, rememoró.

Y prosiguió: “En la campaña siguiente a la que perdimos la Promoción el equipo anduvo mal y eso generó que al otro año llegaran muchos jugadores de experiencia. Surgió la chance de ir a una categoría menor de España, me costó un poco adaptarme pero me fue bien, fui subiendo de nivel y una experiencia muy linda”, destacó sobre el período de cinco años que vivió en el ascenso español.

DE NUEVO EN EL PAÍS

De regreso al país jugó en San Martín de Tucumán, Central Norte, Guaraní Antonio Franco, Mitre de Santiago del Estero y Atlético Paraná, hasta recalar en DEPRO en 2018. “En San Martín no me fue como yo quería, es un club con muchas exigencias y me costó adaptarme al fútbol argentino. En Central Norte y Guaraní sí pude rendir, en este último me tocó ascender al Nacional B. En Mitre perdimos la final del Federal A con Talleres. Y en Atlético Paraná me saqué la espina de rendir en el Nacional B, aunque lamentablemente después descendimos”, contó a modo de resumen.

En referencia a su llegada a DEPRO señaló: “Es una familia y desde el momento en que llegué me recibieron muy bien y me sentí cómodo, no me faltó nada. Estos clubes le hacen muy bien a los jugadores de fútbol. Uno entiende el esfuerzo del club y valora el sacrificio”.

A la hora de referirse a lo futbolístico, sintetizó: “Los jugadores de experiencia somos importantes, dependiendo del proyecto de los cuerpos técnicos. En DEPRO me dieron la chance y creo que rendí, más allá de no haber convertido muchos goles, aconsejé a los más jóvenes. Con Hernán nos conocemos hace rato, jugamos juntos, y cuando me llamó me pidió que aportara la experiencia”.

Para el final quedaron los deseos y ahí Enzo le abrió la puerta a un retiro vistiendo la primera camiseta que usó: “Siempre dije que quería retirarme en Santa Rosa y sigo pensando igual. Espero que el cuerpo me acompañe un tiempo más, poder seguir en DEPRO y después darme ese gusto. En Santa Rosa antes de irme sólo jugué tres o cuatro partidos en primera, me gustaría hacerlo todo un año”.

Fuente: El Entre Ríos – Radio 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *