“Puchereando”, así sobreviven los profes de los gimnasios de Paraná

Luciano Corino es uno de los profes de educación física que trabaja en el gimnasio Lola Gym, ubicado en el Club Atlético Peñarol. Él, al igual que otros actores de la actividad física de la capital entrerriana, se encuentra “atado de pies y manos”.

En dialogo con Noticias a Diario, Corino marcó su postura sobre la marcha atrás del gobierno, en cuanto a las habilitaciones a los gimnasios, contando que: “Estábamos cumpliendo con todos los protocolos a rajatabla. Sabemos que los contagios se dieron por las reuniones sociales, como el mismo intendente lo dijo. No creo que solucionen el problema dejándonos sin trabajo, cerrando gimnasios y cerrando las otras actividades”; a lo que agregó: “El problema está, hay que convivir con este, pero si saben que vienen desde las reuniones sociales, creo que deben enfocarse en eso. En lo que sería la raíz de este problema”.

“Se registraron tres personas contagiadas que concurrían a gimnasios, las mismas se contagiaron afuera, no en el ámbito de entrenamientos, ya que en los gimnasios trabajamos con todas las normas de seguridad que nos exigían, teníamos los protocolos cumpliéndose como corresponde”.

“Puchereando”, expresó Luchi, cuando se le consultó como sobrevivió durante la pandemia. Luego contó que: “Tratando de gastar lo menos posibles y con la ayuda de algunos de los habituales concurrentes al gimnasio que siguieron pagando las cuotas. Nosotros dimos clases vía la aplicación Zoom. Es una lucha, tenes que dejar de pagar algunas cosas, tenes que ir eligiendo y te vas endeudando. Te mata la cabeza tener que vivir así, priorizando que pagas un mes y luego el otro, las deudas como a todo el mundo se nos van acumulando. Pensamos que podíamos salir a flote nuevamente con las reaperturas, que estuvo re linda, pero la disfrutamos menos de un mes”.

Luciano Corino - Lola Gym

“Ahora nos toca especular nuevamente con que es lo que va a pasar. Como vamos a sobrevivir con esto. Otro parate y si es largo ni hablar. Expresaron que es de dos semanas, ojalá sea así”, marcó el profe de Lola, sobre los malabares que se hacen para seguir adelante.

Futuro papá

Luciano será papá a fin de año o en los primeros días del 2021, espera la llegada de su primer hijo y obviamente que esto también lo moviliza. Al respecto con optimismo expresó: “Soy muy positivo en mi forma de pensar. Estamos transitando el sexto mes de embarazo, faltan aún tres meses y es como que estoy esperando que algo cambie. Seguramente va a cambiar. Vivo día a día y es una lucha, no saber para que te va a alcanzar lo que podes llegar a recaudar”.

“La gente de tanto encierro está enloquecida por poder entrenar. Nosotros cuando reabrimos contamos con todos los cupos completos. Todos los turnos con diez personas, que es lo que nos habilitaba el protocolo”, expresó Corino en la continuidad de la charla con NAD.

A la hora de las consecuencias de la falta de actividad física en la gente, Luchi dijo: “Además esto le hace re mal a la salud de la gente. Estar tanto tiempo inactivo, comenzar una adaptación y volver a frenar, eso tampoco es saludable. La gente está enojada con lo que está pasando, sentimos el apoyo al ciento por ciento. Es muy bueno para todos los que asisten poder ir una hora al gimnasio, entrenar, despejarse y sacarse de la cabeza por un rato todo lo que estamos viviendo”.

Malas elecciones

Sobres las medidas tomadas por el Gobierno Municipal y Provincial, en referencia a la actividad, el joven entrenador remarcó: “Volver a cerrar todo e impedir que muchos puedan trabajar no es una medida indicada. Así no solucionan el problema. Todos los gimnasios de Paraná estaban trabajando cumpliendo los protocolos y por eso ningún contagio salió desde los lugares de entrenamiento. Las reuniones sociales generalmente se dan por la noche y no se ven que estén controlando en esos horarios, salvo que algún vecino denuncie. El problema va a seguir estando, cada uno tiene que ser responsable, cuidarse y cuidar a su gente”.

“Volvimos a ligar nosotros, que estamos desesperados por trabajar. Las deudas crecen y nos estamos complicando cada vez más. Además el encierro genera depresión y más de uno la está pasando muy mal. Esperemos que los políticos de Entre Ríos puedan pensar y re pensar sobre esta decisión tomada, creo que estuvieron súper errados”, terminó diciendo uno de los profesores de educación física que trabaja en el gimnasio del Tricolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *