¡Vamos los pibes!

En el meridiano de la semana, Patronato continúa sumando trabajos tácticos, a la vez que pierde futbolistas por diferentes lesiones o molestias. Los juveniles, de un momento a otro, ocupan un rol clave en esta etapa de pre-temporada.

Con siete semanas de pre-temporada, se podría decir que es un Patronato que se refugia y confía en la materia prima, es decir, en sus juveniles, que desde el día uno, entrenan a la par con el primer elenco, a la espera de una oportunidad o mostrarse.

Ese momento llegó la semana pasada, cuando el Rojinegro acumuló un buen número de profesionales, que por lesión o molestias, se movieron de manera diferenciada y no pudieron sumar minutos de fútbol. La misma teoría, se repite en este meridiano de la semana.

Con las bajas de Junior Arias y Mateo Komar por COVID-19, más los aislamientos preventivos de Daniel Sappa y Brian Nievas por ser contacto estrecho, más los que se recuperan por lesión: Lucas Kruspzky, José Barreto, Dardo Miloc y Bruno Chávez, se acoplan Bruno Urribarri y Gustavo Canto, que esperan los resultados de sus estudios, aparecieron las chances.

De esta manera, en los tácticos que prueba y corrige Gustavo Álvarez, se puede observar un gran número de pibes, que meten presión y dan pelea, como por ejemplo Martín Aruga, que quedó como el único lateral izquierdo natural, al que se le suma Agustín Pastorelli que retrocede para colaborar, ya que Brian Negro, ante la ausencia de Oliver Benítez ayer y la de Canto hoy, se mete en la disputa de los marcadores centrales.

En la mitad de cancha, vuelve a figurar Santiago Briñone, que pelea desde atrás, pero que en este tiempo tuvo chances de mostrarse con más claridad. En la delantera es donde más se nota este detalle, con Faustino Dettler, Alexander Sosa y Agustín Guiffrey, integrando la delantera de un equipo.

“Todo lo que sucede también nos permite observar los juveniles del club”, anticipó el DT en la Conferencia de Prensa del lunes, dejando en claro que en esta etapa de pre-temporada, con un torneo que estaría al confirmarse, el rol de los juveniles, pasa a ser fundamental desde el punto de vista de la alternativa, a la vez que las variantes del orientador bonaerense comienzan a observarse, como el caso del Marciano Ortíz compartiendo mitad de cancha con Luna y Torres.

FÚTBOL REDUCIDO DE ESTE MIÉRCOLES

-Equipo violeta: Franco Rivasseau; Lautaro Geminiani, Dylan Gissi, Negro y Pastorelli; Briñone, Damián Lemos y Mauro González; Dettler, Sosa y Guiffrey.

-Equipo amarillo: Federico Costa; Christián Chimino, Leandro Marín, Oliver Benítez y Aruga; Fernando Luna, Jorge Ortíz y Lautaro Torres; Gabriel Compagnucci, Germán Rivero y Nicolás Delgadillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *