Patronato: Trabajo solidario, silencioso y desinteresado

Alejandra es unas de las personas que trabaja en el predio La Capillita, acompañando a Patronato en un montón de aspectos. Juan Augusto Eppinger es otra personas que siempre está tendiendo una mano en la institución. Tal vez sin mostrar lo que se hace, pero siempre aportando desde donde les toca.

Ellos, por nombrar algunos, son de los que no se hacen visibles, los que jamás aparecen en las fotos, pero que siempre aparecen para ayudar. En el club o afuera de este, están para tender una mano, siempre enarbolando el escudo Rojinegro. Mostrando respeto y haciendo un trabajo solidario, silencioso y desinteresado, muestran otra cara de la institución de barrio Villa Sarmiento.

En las últimas horas, el “Merendero Rayito de Sol”, agradeció a través de sus redes sociales al Club Atlético Patronato por su colaboración. En el mensaje se destaca: “Gracias ala comisión de fútbol infantil y a la comisión del club Patronato por las donaciones de milanesas, fideos, aceite y tomates para nuestro comedor. Gracias Alejandra Acg por hacerme llegar las cosas, muy agradecida con estas personas que siempre están”.

El vínculo de la institución con la acción católica y el desinterés de quienes están colaborando, ayuda a poder dar una mano hasta en los peores momentos.

Noticias a Diario pudo conocer que desde el principio de la pandemia por el coronavirus, la institución de calle Grella, a través de sus dirigentes y colaboradores viene asistiendo a diferentes merenderos y comedores de la ciudad, sin hacer prensa de esto. Marcando la intención de ayudar, con el patrimonio de cada integrante y representando los colores del club en cada acción, en cada gesto solidario.

Muchas son las instituciones de la ciudad y los personajes que se han sumado a dar una mano. Aquí hace poco se destacaba la labor del árbitro Gustavo Vilotta, que se quedó sin trabajo, pero eso no le impidió, junto con otros colegas, colaborar. Lo hace Leonardo Acosta junto a gente que lo ayuda en su barrio, 25 de Mayo, todos los sábados, dando una merienda para los pibes. También el ex arquero Roque Vallejo, junto a un grupo de la iglesia que integra, “Atletas de Jesucristo”.

Un orgullo que la ciudad tenga tanta gente comprometida con el prójimo. Con empatía y buen corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *