Patrón no tuvo gol ante Newell’s

Se disputó la décima fecha de la Copa de la Liga Profesional, en la cuál Patronato cayó 2-0 ante el conjunto rosarino, de manera inmerecida, aunque la efectividad fue para el dueño de casa, que de pelota parada logró abrir el marcador, cuidó el resultado y sobre el final, encontró en la jerarquía de Nacho Scocco, el cierre definitivo para la primera victoria del Mono Burgos como entrenador.

Patronato se quedó sin goles, los gastó todos ante Gimnasia de La Plata o al menos, eso aparentó este sábado en Rosario, frente a Newell’s. El equipo de Iván Delfino volvió a sufrir la falta de gol, esa que le costó muchos puntos en el arranque del campeonato, le pasó factura en el Coloso Marcelo Bielsa.

Imagen
Newell’s se hizo fuerte de pelota parada ante Patrón.

El Rojinegro siguió con el mismo perfil de los últimos partidos, llevó su plan ante un rival que aún le cuesta encontrar el rumbo en la filosofía que pretende pregonar Germán Burgos. Patrón fue casi el mismo equipo que ante el Lobo, porque fue ordenado, claro desde lo táctico, práctico en varios aspectos, pero le faltó lo que ante los platenses le sobró, que fue efectividad.

Nicolás Delgadillo en la primer mitad desbordó y desequilibró con mucha claridad, pero en la primera Seba Sosa (padeció la noche), no llegó, después Martín Garay en dos oportunidades no fue claro para decidir dentro del área y Tito Canteros no estuvo fino, una vez más.

Todo estaba controlado, salvo por una ráfaga de dos minutos, en dos pelotas paradas, que Newell’s se llevó un premio inmerecido por lo pobre y poco que demostró. Primero Lema con un cabezazo con pique que respondió de buena manera Ibáñez, aunque nada pudo hacer ante el rebote en la nuca de Sosa Sánchez, que le otorgo un gol en contra tras un córner muy cerrado de Maxi Rodríguez.

Con resultado a favor, con pocas ideas, la Lepra se refugió en su campo y su terreno en el complemento, salvo por unos minutos en los que desequilibró, después, no mostró más nada ante un Patrón, que valga la redundancia, fue Patrón. Manejó la pelota, la hizo circular y comenzó a llegar mucho más contra el arco de Aguerre, pero las situaciones pasaron y pasaron.

Imagen

Sosa Sánchez no pudo en una, dos, tres…Junior Arias ingresó de buena manera, tuvo un remate dentro del área que se lo evitó Lema en la línea. Ni Geminiani, que llegó en dos ocasiones, pudo romper con el colectivo que metió atrás Newell’s, que en el final contó con la jerarquía individual de Nacho Scocco para el 2-0 con un golón de otro partido.

Fue derrota, injusta por lo que propuso Patronato, que cumplió con lo que pretendía hacer, manejó el balón, desequilibró, generó, pero no tuvo gol, lo que terminó marcando la diferencia ante un rival directo en los promedios. Se viene Sarmiento el próximo sábado en Paraná, donde la cosa, podría ser diferente.

RESUMEN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *